¿Sabías que la palta es una fruta y no una verdura? Este exquisito fruto tiene antioxidantes que actúan como defensa frente al cáncer, permite regular el azúcar del cuerpo, ¿una maravilla no creen? Además si eres deportista pero tienes alergia al plátano, la palta contiene 60% más de potasio que este, un dato que no conocías, eh.

Para que disfrutes de la palta te he preparado unas recetillas.

Durante las alocadas mañanas, puedes preparar tostadas, huntar la palta encima, colocarle trocitos de queso (yo recomiendo que sea queso fresco) y sal al gusto, como acompañamiento un té verde, pero si harás ejercicios te recomiendo que pruebes palta con yogurt y un par de cucharadas de miel, lo licúas y listo (cero calambres).

A la hora del almuerzo, prepara pollo al sillao y palta aplastada con el arroz y si no eres de los que mezclan, el arroz acompáñalo con ensalada de palta, pimiento, limón, un poco de sal y pimienta.

Claro que si en las noches te provoca unos tequeños (yo los prefiero al horno), en vez de comerlos con mayonesa puedes preparar guacamole, así disfrutarás de una cena crocante y ligera.

Finalmente, como saben todo en exceso es dañino así que intercalen las frutas y verduras que coman, así adquirirán todas las vitaminas que necesitan para vivir su día al máximo.