Sí, hoy es lunes, y a algunos les parece pesado volver al trabajo después del fin de semana pero tranquilos, con los tips que les traigo será mucho más práctico cada semana.

El truco empieza el domingo, un día en el que priorizamos el descanso, sí, pero es un día en el que no debemos perder movilidad o actividad mental. Podemos escuchar música mientras hacemos la tarea con nuestros hijos o paseamos en el carro, leer un libro, etc. Actividades que nos permitan descansar pero no relajarnos mucho, ya que es este detalle el que produce una total pesadez en cada lunes.

Una vez que llega el lunes, la música animada los motivará a afrontar los pendientes que aparecen correo tras correo o las reuniones pactadas luego de un almuerzo.

Otro detalle importante está en la alimentación, la cual no solo basta con beber café en la mañana, sino en llevar una comida balanceada durante la jornada laboral, es decir, alternar la media mañana y media tarde con agua y fruta. Estos alimentos les permitirán estar frescos por más tensiones o carga laboral que estén llevando.

Cabe resaltar que si amas tu trabajo los lunes serán menos complicados ya que no estarás observando el reloj cada minuto desde que comienza la jornada laboral. Lo mejor en estos casos es que escojan un trabajo en el que se sientan útiles y reconocidos.

Finalmente, un detalle que particularmente considero funciona mucho, es el estirarse y caminar. No hay nada mejor que luego del almuerzo caminar un poco y realizar dos estiramientos al día para mejorar la postura y tomar impulso para culminar con los pendientes.

Espero que estos tips los ayude y motive a recibir los lunes con mayor alegría e ímpetu.

No olviden dejarme en un comentario si aplicaron uno de estos consejos o si conocen de otras técnicas y quieren compartirlo conmigo.

¡Nos vemos!