"Come mejor, duerme bien"

Muchas veces pensamos que hacer ejercicios y comer bien es todo lo que importa para un estilo de vida saludable, pero olvidamos que lo importante es el sueño. Muchos estudios demuestran que lo que consumimos nos afecta el sueño de manera constante y por ello, en algunas ocasiones no podemos dormir bien. En el libro “The sleep Revolution” de Arianna Huffngton nos dice que debemos conocer los alimentos que nos ayudan a conciliar el sueño.

Así que, dicho esto, les dejo este artículo sobre los alimentos que debemos dejar de lado para tener un sueño largo y reparador, pues es clave para un estilo de vida saludable:

 

  • Café, té negro y bebidas energéticas: Todas estas bebidas contienen cafeína, lo cual nos hace estar más atentos y podemos concentrarnos durante más tiempo; sin embargo, puede alterar nuestro sueño haciéndolo superficial y dificultándonos poder descansar. La cafeína afecta nuestro sueño incluso si tomamos el café 4 horas antes de dormir, por eso lo ideal es no consumir ninguna de estas bebidas hasta después de almuerzo.
  • Alimentos grasos: Si consumimos alimentos con altos índices de grasa puede dificultar nuestra digestión, como consecuencia el sueño es menos conciliador.
  • Alimentos picantes: Nos producen acidez, hinchazón y ardor en el estómago, además, nos hacen retener líquidos y esto hace que sea más probable que nos despertemos en la madrugada para ir al baño.

  • Alcohol: Afecta la calidad del sueño porque interviene con la actividad cerebral y no permite dormir profundamente.
  • Chocolate: Al contener cafeína y teobromina, estimulantes de la frecuencia cardiaca, no ayuda a concebir el sueño de manera sencilla.

Recuerda que también la hora de comer no debe ser cercana a tu hora de dormir. Así que ¡ya sabes! a prevenir con esta lista de alimentos para tener un sueño profundo y al siguiente día no sentirte cansado. Todo esto afecta directamente a nuestra salud, por ello siempre debemos preocuparnos.  

Solange Martinez