"Ambiente Montessori para un niño feliz"

Es una metodología que apuesta por un entorno pensado desde la perspectiva del bebé y del niño, que busca crear un ambiente lindo, pero principalmente cómodo, accesible y que le permita al pequeño moverse con libertad por su espacio personal. El niño que crece en una habitación Montessori es un niño más libre, con una mayor rapidez de aprendizaje y que crece experimentando.

Es muy importante que tu bebé cuente con un lugar acogedor para dormir, especialmente porque el sueño y descanso de los niños es uno de los temas más importantes para asegurar su buen desarrollo y crecimiento.

Las camas Montessori son una de las alternativas de descanso más beneficiosas para los niños. Su diseño fomenta la autonomía y seguridad de nuestros pequeños, ya que no sólo respetan su tamaño, sino que van a la par con sus procesos de desarrollo y crecimiento. Son muchos los beneficios y razones por las que los padres deberían tomar en consideración el diseño de las camas Montessori como:

  • Fomenta la autonomía e independencia de los niños: La principal ventaja de este tipo de camas es que los niños van a ir adquiriendo más autonomía a medida que se desarrollan y descubren su entorno. Su fácil acceso y tamaño le permitirá a tu bebé subir y bajar de su camita cuando tenga sueño o levantarse por sí mismo.

  • Son más seguras: La seguridad de los niños mientras duermen es una de las cosas más importantes para los papás. En este sentido, las camas Montessori son las más idóneas. Con este tipo de cama ya no es necesario utilizar los barrotes típicos de las cunas, pues al dormir al mismo nivel del suelo, sus posibilidades de caerse y lastimarse disminuyen.
  • Estimula su aprendizaje y libertad: Las cunas para los niños muchas veces pueden representar una especie de cárcel, pues cada vez que intentan salir de ellas los barrotes se lo impiden. Con una camita Montessori tienen total libertad para movilizarse por su habitación y descubrir todo lo que se encuentra en su entorno.