"5 consejos para un estilo de vida más saludable"

Si tienen como propósito llevar un estilo de vida más saludable, la mejor manera es hacerlo incorporando buenos hábitos poco a poco. Recuerden que revertir malos hábitos alimenticios que se han tenido durante varios años no sucede de la noche a la mañana. Los cambios drásticos no los recomiendo mucho y no suelen ser muy duraderos que digamos. Por ello, como todo, hay que tomarlo despacio y paso a paso para que la experiencia sea mejor y tu cuerpo y mente se acostumbren a estos cambios. Conforme pase el tiempo te volverás mucho más intuitivo y empezarás a escuchar tu cuerpo más que nunca, cuidarte no será un reto, por el contrario, un estilo de vida en el cual vives feliz, te amas a ti mism@ y quieres darte lo mejor.

Por este motivo, hoy les traemos 5 consejos/hábitos saludables y que no son nada difíciles de incluirlos en tu vida diaria. Esta lista de consejos puede ser larguísima pero decidimos dejarles estos por ahora. Recuerda que todos los cuerpos son diferentes, funcionan diferente y tienen propósitos de vida diferentes, por lo cual, son consejos que puedes probar/incorporar y si te va bien con ellos incluirlos en tu estilo de vida.

  • Añade los extractos y smoothies de frutas y verduras en tu vida diaria ¡Te llenarán de nutrientes! Y si le añades super alimentos estarán más llenos de vitaminas y minerales con los que tu cuerpo te agradecerá, como por ejemplo: moringa, matcha, spirulina, maca.

  • Toma infusiones cada vez que puedas, sobre todo, las que tienen propiedades medicinales como por ejemplo desintoxicar el hígado, bajar los niveles de colesterol, aliviar los dolores de cabeza, hidratar el organismo, etc. Algunos ejemplos de té: verde, muña, cedrón, té negro, oolong, diente de león, entre otros.
  • ¡Muévete! El cuerpo se hizo para moverse, así que no hay excusas. Todo se trata de acostumbrarse y darle lo mejor a nuestro cuerpo, lo que en realidad necesita y lo que está diseñado para hacer. El ejercicio es hoy más que nunca una prioridad y la base de una salud completa. Sin ejercicio no hay alimentación completa. Cuando haces ejercicios, tu cuerpo segrega endorfinas, tus niveles de energía incrementan y tu estado de ánimo mejora al máximo. Si puedes caminar o correr cuando vas al trabajo o clases, hazlo! Ya sea por la mañana, en la tarde o noche, asegúrate siempre de hacer el ejercicio que más te guste por lo menos 30 minutos cada día.

  • Evita pensar que es una dieta más. Se trata de comprender que lo rico también puede ser saludable. Que existen reemplazos saludables para esos alimentos que te encantan. Se trata también de gozar de bienestar y calidad de vida, disfrutar de la comida que te hace bien y destaca tus mejores características y dones, disfrutar del alimento que es el ejercicio intenso y que te pone a mil para causar reacciones maravillosas en tu organismo y tu mente.
  • Hidrátate siempre, dale la importancia que lo merece. El cuerpo necesita agua para sobrevivir y funcionar correctamente. Además te ayuda tener una buena digestión, mantener la temperatura adecuada de nuestro cuerpo y eliminar las sustancias que no necesitamos por medio del sudor y la orina. Por lo cual no se olviden nunca de tomar abundante agua. También pueden hacer agua con hierbas o frutas para crear así una infusion o “agua frutada” por si un día no te provoca tomar sólo agua.