Este mes no solo es querido por el feriado largo y los paseos que podemos darnos en esas fechas, sino porque se celebra a lo grande el aniversario de la independencia de nuestro país, acto que está acompañada de desfiles, comida, bailes y más.

¡Qué comience la jarana!

Empecemos por la costumbre más clásica, la que comprabas afuera del cole por cincuenta céntimos (de tela), la escarapela. Este distintivo se usa como prendedor en el lado izquierdo del pecho.

Luego, lo delicioso y lo que nos representa a nivel mundial: la comida. No hay celebración en el Perú que no incluya la buena mesa, un banquete con comida criolla de todos los colores, olores y sabores, un brindis con su respectivo Pisco Sour y para el lonche postres para todos los gustos, desde fríos hasta calientes.

Ahora, en los coles se estila mucho las actuaciones, ya sea la recreación de la independencia del Perú o recitar un poema de César Vallejo, todo siempre con su respectivo desfile escolar (particularmente para mí esto es muy emocionante porque me hace recordar la competencia entre colegios, ese momento en el que la escolta y el batallón realizan un elegante desfile frente a un jurado).

Luego tenemos los clásicos infaltables: El corso de Wong, el mensaje a la Nación, la Gran Parada Militar y el riquísimo fin de semana largo (aunque este año cae sábado y domingo).

Espero que me compartan sus tradiciones por Fiestas Patrias y ya saben que semana a semana pueden seguirme ya sea por los lunes de video o por los artículos en web.

Nos vemos!