Hace unas semanas mientras esperaba mi turno en el dentista leí una revista especializada en jardinería y me enamoré de los jardines en miniatura que ahí mostraban. Así que tomando como referencia lo que leí y apliqué en casa, hoy les explicaré cómo ustedes pueden recrear un jardín en miniatura.

¡Saquemos nuestro lado artístico! Empecemos ☺

Antes de empezar a armar el jardín en miniatura, primero debes evaluar si lo colocarás dentro o fuera de casa. Este detalle te ayudará a escoger entre plantas de exterior o interior.

Una vez seleccionado pasas a escoger el recipiente. Puedes usar cualquier tipo de maceta, taza, caja, bandeja, etc. Eso sí, ten en cuenta que el material del cual esté hecho el recipiente debe combinar con el lugar de la casa donde colocarás tu mini jardín.

Ahora pasamos a la temática, ¿qué te gustaría plasmar en tu maqueta de plantas naturales? Quizá un espacio romántico, rústico o fantástico. Sea el que escojas te quedará excelente y definirá qué plantas y elementos decorativos a escala irán en tu mini jardín.

Ya que la temática está seleccionada, pasamos a la técnica para cultivar las plantas. Esta debe ser de forma natural y por la recomendación de expertos, deben ser plantas pequeñas de crecimiento lento (estas son resistentes y su mantenimiento será sencillo). Dentro de este tipo de plantas están las suculentas como los cactus, por ejemplo.

Finalmente, para decorar, puedes tú mismo armar banquitas, puentes o muebles, recrear escenarios con canicas o conchas de mar, sea cual sea el detalle quedará bien dependiendo de lo que quieras transmitir en este proyecto manual.

Hasta aquí llega el consejo decorativo de hoy. Espero que lo hayan disfrutado y si lo aplican en casa, no olviden compartirme los resultados en un comentario.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *