¿Cansada de pedirle a tus hijos que se despeguen del Play Station o del Xbox? Hoy te tengo una súper propuesta para que tus días de amargura se terminen :).

Sapeando en internet hallé El Gimnasio de Daniel en playoffice.es , una vivienda unifamiliar en la que se planteó un circuito que permite recorrer el cuarto sin tocar el suelo :o , este circuito mezcla columpios, sogas, barandales, rocas en la pared (estilo palestra), entre otros.

Este proyecto busca estimular la destreza motriz de los niños y darle un espacio para liberar el estrés laboral que concentran los adultos, (yo he hecho palestra y doy fe que ayuda mucho a liberar tensiones)

Al ver las fotografías de este ingenioso proyecto, tomé un par de hojas y dejé fluir mi imaginación, y en vez de tener un cuarto lleno de cajas con artefactos que con el tiempo se oxidarán, decidí sacar todo y diseñar el proyecto en base a ese espacio. Para esta idea se deben conseguir sogas, la cual debes revisar que en la etiqueta indique que la cuerda está apta para el uso que queremos darle. Aquí necesitaremos un conocimiento básico de nudos así que pueden comprarle un manual a los niños Scouts ;).

También deben consiguir tablas de madera para los columpios, mallas similares a las que cuelgan de los arcos de fútbol y rocas para la palestra. Tornillos, martillos que de hecho me imagino tienen en casa, de lo contrario una ferretería cerca a casa debe venderte todos estos materiales.

Finalmente, si has pasado por las aprobaciones necesarias debes solicitar la colaboración de todos en casa para que en menos de un mes, tengas tu propio gimnasio y las horas de ejercicios no sean duras sino divertidas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *