Hace un par de días, escuchaba en el gimnasio que una señora se quejaba en la cafetería porque argumentaba que el jugo de naranja le hizo daño al estómago y cuando revisaron la fruta y la cafetería, todo estaba en perfecto estado.

Sucede que nuestro cuerpo cuando empieza a comer verduras o beber jugos naturales desarrolla un proceso de desintoxicación en el que por ejemplo, si bebes jugo de naranja, tu estómago limpiará de sus paredes restos de alimentos y te dará gases. Por otro lado, puedes presentar diarrea, lo cual no es malo, sino que tu cuerpo se está limpiando ya que el jugo de frutas o verduras frescas ablandan las heces que quedan en las paredes intestinales.

Las jaquecas y mal humor, son parte de este proceso de desintoxicación y las combates caminando o leyendo un libro, recuerda que es solo un malestar pasajero ;). Además el cansancio y aburrimiento se harán presentes ya que para limpiar el organismo se necesita de mucha energía, este es el punto crucial en el que tu fuerza de voluntad te impulsa a no tirar la toalla.

Finalmente, sudarás más de lo habitual dado que tu piel es el lugar por el cual el cuerpo elimina toxinas y elementos nocivos, pero como lo mencionamos es positivo cada detalle ya que tu cuerpo estará limpio y saludable.