“Lo saludable es rico”

Enseñémosle a nuestros pequeños que lo saludable es más rico de lo que se ve. ¡Empecemos!

 

Particularmente, soy una mamá que le encanta el zapallito y las berenjenas por eso, en casa, los sábados preparo berenjenas gratinadas con un poco de queso o salsa blanca, las coloco en el honor por unos minutos y cuando está le rocío un poco de aceite de oliva antes de servir. Wow, ¡queda buenazo!

Los viernes, luego que todos en casa estamos libres, vemos una película acompañada de ricos aperitivos como los wraps. Yo particularmente los hago con pollo sancochado, mayonesa casera, tomate y lechuga, súper práctico y rápido.

Los domingos por la mañana en casa solemos dormir hasta las 9 o 10 am, así que engrío a mi esposo e hijo con omelettes y al lado le coloco tomate, palta y queso (hecho en casa), además de un jugo de naranja. Es un boom cada domingo!

Finalmente, cuando salimos de paseo o tenemos un full day, preparo lonchera para el camino con sándwiches de jamón de pavita, lechuga y tomate; en un frasco de vidrio las salsas en sachet y listo, no necesitamos parar en una bodega o grifo y aprovechamos cada hora para disfrutar del paseo familiar.

Así que ya saben papitos, si lo que quieren es ser más prácticos sin perder el toque saludable sigan estos consejos en casa.

“Ejercicio Funcional”

¿Aburrido de salir a correr por las mañanas o de los clásicos ejercicios del GYM? Bueno, si no puedes por tu cuenta elaborarte una rutina de ejercicios pues hoy les comentaré las ventajas del Ejercicio Funcional, una modalidad distinta pero efectiva de ejercitarte :).

Primero que al ser un ejercicio dinámico no caerás en el: “Me aburre hacer ejercicios”, dado que cada día la rutina varía y la monotonía no está dentro del Entrenamiento Funcional.

Otro detalle genial es que se adapta a los objetivos y características físicas del deportista (así evitamos lesiones o dolores musculares). Además, al ser movimientos funcionales ayudan a recuperarse en caso tengas alguna parte del cuerpo lesionada.

Por otro lado, gracias al movimiento total del cuerpo la quema de calorías puede llegar a ser alta, así como el incremento de la agilidad, coordinación y equilibrio en la persona.

Para agregar, el Ejercicio Funcional aumenta la potencia muscular, resistencia, flexibilidad y postura corporal.

Recuerden que este ejercicio debe estar dirigido por un profesional y pueden realizarlo cualquier tipo de personas, así que no hay excusas para no entrenar el cuerpo en invierno y estar figurita en verano.

 

“Desayuno en la Cama”

En lo particular, la parte que más me gusta a mi es el desayuno en el Día de la Madre, ese rico menú que te preparan muy temprano con todo el amor y cariño del mundo. Así que les traigo unos tips para ser un experto preparando desayunos sorpresas (como el que me hicieron ayer)

Lo primordial a tener en cuenta es la bandeja donde vayan a servir el desayuno. De preferencia es bueno usar uno que tengas patas desplegables. El menú tiene que estar compuesto por cuatro elementos base, algo dulce, algo salado, un líquido y una pequeña decoración.

Empezando por lo salado, pan tostado con mantequilla, mixtos de jamón y queso o media lunas de mantequillas son una gran opción. Para lo dulce, tenemos galletas con chispas de chocolate, panqueques y la clásica ensalada de frutas con yogurt que es un golazo total. De líquido tenemos las tres opciones básicas que son: Jugo de naranja, leche o café; pero también puede ser un frappuccino o smoothie de alguna fruta en especial, todo siempre acompañado de un vaso con agua.

Para el toque final de tu deliciosa sorpresa, la decoración. Cada elemento de la bandeja tiene que ser impecable, buscar los recipientes indicados para cada. Y si quieren darle un toque personal, pueden añadir una tarjeta hecha a mano con un bello mensaje.

¡Listo! Ahora es momento de planificar y ponerse manos a la obra para darle esa gran sorpresa a mamá; porque así como yo, hay muchas que nos gustan esas pequeñas sorpresas.

Cerrar [ x ]