“Quehaceres para los niños”

Todas sabemos que ser mamá es un trabajo 24/7. No hay día de descanso y siempre hay mil cosas que hacer pero aún así amamos lo que hacemos aunque terminemos hechas un desastre. Pero no tiene que siempre ser así, nuestros pequeños nos pueden ayudar mucho en las labores del hogar.

Dos – Tres años: Desde pequeñitos es importante enseñarles el valor de ordenar sus cosas. Que guarden sus juguetes luego de usarlos, colocar su ropa sucia en el cesto, que limpien algún derrame que hayan ocasionado y hasta ponerle comida a la mascotita.

  • Cuatro – Cinco años: A esta edad le damos un poco más de responsabilidad, por ejemplo, recoger los platos sucios, desempolvar algunos lugares del hogar, quitar las malezas del jardín y hasta tender su cama.
  • Seis – Siete años: Aquí es la etapa en donde nuestros pequeños ya empiezan a sentirse bien ayudando en el hogar, están orgullosos de poder ayudar a mami con los quehaceres. Se le puede decir que ordenen la ropa de la lavadora, barrer con mucho cuidado, acomodar los platos en la mesa y que sean nuestros pequeños saltamontes a la hora de preparar la comida.
  • Ocho – Nueve años: Ya con mucha experiencia por delante, el nivel de responsabilidades se eleva, ya empiezan a lavar los platos sucios, a preparar sus propios snacks, limpiar la mesa luego de comer, guardar la ropa limpia, pasear a la mascotita y hasta apoyar a mamá pelando verduras, frutas o hasta inclusive haciéndose su desayuno.

Al final de todo, no solo tendremos un hogar más ordenado y limpio, sino que nuestros hijos aprenderán mucho de responsabilidad y desarrollarán la creatividad para solucionar problemas.

“Snacks y loncheras divertidas”

Algo que siempre es común en nuestros pequeños son sus altas exigencias para comer: son peores que los críticos de restaurantes. Hay que mantenerlos contentos y brindarles algo saludable por eso es importante encontrarle el punto medio.

Lo primero que puedes hacer es impresionarlos desde el desayuno. Coloca un plato de panqueques con fresas en forma de oso (solo hay que formar tres círculos con los panqueques) y se pueden variar los toppins como miel de abeja, miel de agave, mermelada, mantequilla de maní; con esto no hay pierde ;).

Para el medio día,  una tajada de piña con fresas, uvas y durazno en forma de un pollito son la perfecta elección.

Por otro lado, si tu niño es fanático del mundo marino, esta comida es la indicada: Tres rodajas de naranja con arándanos o uvas, fresas como la boca y zanahoria cortada al final del pez.  

Después de prepararles alguno de estos divertidos platos ellos aprenderán a disfrutar la comida saludable y natural, solo es cuestión de cómo mamis, ser creativas ☺.

 

“La importancia del bloqueador”

La piel de nuestros hijos es un tema muy importante por eso hoy les contaré unos tips para el buen cuidado de la piel.  


  • El uso del bloqueador es de uso exclusivo para niños mayores de 1 año de edad, con la excepción de que tenga un problema en la piel el cual le obligue a usar uno.
  • Un bloqueador para niños, según la FDA y COLIPA (reguladores de medicamento tipo bloqueadores) recomiendan que no tengan PABA ni octocrileno.
  • Un buen bloqueador debe tener UVA, UVB y UVC e incluso radiación visible
  • Debe contener pantallas físicas (Dióxido de titanio, Oxido de Zinc) y tener variaciones en texturas para diferentes tipos de piel.
  • No exponerse al sol durante largas horas
  • No exponer a los bebés a la luz directa del sol (hasta cumplir el año)
  • No exponerse al sol durante las horas centrales del día
  • Permanecer en la sombra la mayor parte del tiempo posible


Espero que estas recomendaciones sean de gran ayuda a la hora de comprar un bloqueador solar para los peques, porque la radiación solar y la sobre exposición al sol puede causar graves enfermedades asociadas a la piel.

Cerrar [ x ]