“¿Hijos y mascotas?”

Según los doctores la convivencia de los niños con una mascota favorece el desarrollo de su sistema inmunológico, reduce el estrés y fomenta la realización de actividades físicas, por ello cuando mi hijo cumplió tres años adoptamos un cachorro J, Taquito.

hijos-y-mascotas

A los días se volvieron inseparables, parecían hermanos porque cuando mi hijo se sentaba a ver dibujos, Taquito se echaba al lado del mueble, compartían el desayuno al despertar. Fue tan cercano el vínculo que mi hijo dejo de usar el pañal y empezó a enseñarle al perro a hacer sus necesidades en un periódico, ¿increíble no creen?
Pues bien, según los especialistas los niños y las mascotas forman una relación de fidelidad y amistad.

hijos-y-mascotas-2

Mi hijo no sufre de alergias, es responsable porque me ayuda a limpiar las necesidades de Taquito cuando salimos al parque, sabe a qué hora se le debe cambiar el agua y comida, además en el colegio no tiene problemas al momento de hacer amigos, todo esto porque creció con una mascota jeje :).

hijos-y-mascotas-4

Y esto lo contrasto con la tendencia de muchos niños hoy en día que prefieren estar pegados al celular o la Tablet e interactúan poco con otras personas o la naturaleza.

hijos-y-mascotas-3

Así que mamis, ¿qué mascota adoptarán hoy? 😉

“Peleas entre hermanos”

 

Cuando éramos niños, mis hermanos y yo peleábamos ¡todo el día!  ya sea por un chocolate, juguete, mascotas…era una locura porque nadie cedía.¿Qué causa las peleas entre hermanos?

peleas-entre-hermanos-5

Según los psicólogos los niños organizan un concierto de gritos o coreografía de rabietas para ser el centro de atención (en algún momento los hemos gozado) y no importa si es hijo único o si “tiene competencia en casa”

peleas-entre-hermanos-2

 

Si es así ¡no hay forma de compararlos! ahí si desatamos la III Guerra Mundial por que cada uno querrá demostrar que es el mejor en lo que sea que estén haciendo.

peleas-entre-hermanos-1

Para solucionar este conflicto te recomiendo que converses con cada uno de tus hijos por separado ya que cada uno tiene una personalidad distinta. Luego reúnelos y sé el juez e invita que cada uno manifieste lo que le molesta y lo que le agrada del otro. Después que cada niño/a manifestó su incomodidad, aliéntalos a plantear soluciones a las peleas y cuando lleguen a una solución que beneficie a todos, abrázalos y expresa tu punto de vista sobre las peleas porque para ellos es importante tu opinión.

peleas-entre-hermanos-4

Finalmente, dedícale tiempo a cada uno de tus hijos, y ayúdalos a fortalecer sus debilidades, acurruca sus temores y aplaude sus logros, así sentirán que tu atención está en ellos cuando su conducta es la apropiada.

Cerrar [ x ]